Con-fusión de tecnologías: la irrupción de la Industria 4.0

pexels-photo-257770.jpegEn “Flow”, el libro del impronunciable Mihály Csíkszentmihályi, éste establece la teoría de estar en “flujo” cuando un individuo está, digamos que, absorto en la ejecución de una actividad sin que se percate del esfuerzo al que se está sometiendo y donde el tiempo de dedicación a ello se elonga, de una forma ingrávida, hasta que alcanza un nivel de dificultad que le enfrenta a un nuevo reto, que comporta un salto en su desempeño.

Traigo a colación este libro y su sinopsis pues últimamente se me asemeja como analógico lo que estamos viviendo en el ámbito de las TIC. Y afirmo esto desde una perspectiva personal y retrospectiva de las TIC, que parecerían un continuo “flow”, pero que, sin embargo, está plagada de saltos cualitativos, a saber, la informática centralizada y su arquitectura cliente/servidor, la informática personal con el PC, la irrupción de Internet con la web distribuida y federal y, digamos que, lo móvil con la computación ubicua, como última frontera alcanzada.

Pero conforme se avanza, progresa y se sube en el escalafón de las adopciones tecnológicas, se amplía la perspectiva y otros dominios, no eminentemente nuevos, surgen en el radar. Al principio, como en cualquier cambio profundo, emerge la negación y el rechazo pero las miradas históricas nos muestran que las tendencias acaban arraigando y, como de pronto, nos encontraremos en un nuevo “flow” tecnológico.

Con el título del artículo de antesala, no pueden quedar dudas a estas alturas de que me estoy refiriendo a las tecnologías (nueve según el consenso en las consultoras encabezadas por BCG) de la industria 4.0, a saber, robots autónomos, simulación, integración, Internet of Things, ciberseguridad, el “Cloud”, la manufactura aditiva, la realidad aumentada y la analítica del Big Data. Fíjese el lector que se están refiriendo al ámbito “industrial” o manufacturero o lo que podríamos acotar bajo el espacio “fábrica”, por contraponerlo, digamos, al ambiente “oficina” o del ámbito de la administración/gestión empresarial, donde las TIC han tomado el protagonismo de tal forma que ahora parece que todo sea “transformación digital”.

Pero mi propósito aquí es argumentar (para demostrarlo vamos a necesitar tiempo), que ambos dominios están condenados a entenderse y trabajar conjuntamente cuando, hasta ahora, siempre parecía haber una negación o un “darse la espalda”, cuando menos. Y ¿por qué el IT y la OT van a ser el mismo dominio? Pues por la sencilla razón de que la empresa, aquella a la que la IT y la OT dan soporte y ayudan a escalar, ya es, y sinó lo va ser, una empresa “real time” o de tiempo (cuasi) real. Es decir, el negocio está, estará, permanentemente abierto, 24×7, con la ventanilla (¿web?, ¿móvil?) siempre dispuesta a atender a los clientes que, ubicuamente, querrán saber/pedir y donde la empresa deberá adaptarse (¿“responsive”?) para engranar todo (el IT y el OT) al mecanismo de toma de decisiones (¿precio?, ¿aumentar/reducir capacidad?, …) para que la empresa responda automáticamente, como si toda la organización fuese una “fábrica” en la toma de decisiones, donde una expectativa de latencia operacional decreciente y complejidad de gestión creciente van a forzar la supervivencia de las maquinarias empresariales..

En resumen, que las tecnologías IyC, sean para el ámbito de la información/gestión o de la operación, y los proveedores de las mismas, van a estar sujetos al fenómeno económico, que está empezando a acuñarse bajo el término de “outcome economy” o economía de los resultados, donde toda la infraestructura TIC (IT y OT) del negocio estará en condición a los resultados (o sus correspondientes ingresos de pago por uso) que la transformación de producto a servicio está invadiendo todo el ecosistema empresarial.

Y tal como arrancaba, prepárense para un nuevo “flow” de tecnologías que convergerán, tal vez en una inicial confusión pero que con la fusión total de ellas nos harán disfrutar, una vez hayamos saltado a la nueva frontera de la automatización completa de las organizaciones. Allá nos vemos.

Publicado el 26/04/2016 en http://www.tecnonews.info/opiniones/con_fusion_de_tecnologias_la_irrupcion_de_la_industria_4_0

El Big Data de las ‘Small Decisions’

Hace ahora un año que leía una entrevista al líder del equipo de community management de una empresa de gran consumo del ramo de bebidas alcohólicas, en la que se referían a la publicación de un tweet o post como una “pequeña campaña”. Aquella lectura, como mínimo, me impactó, pues mi concepto de estrategia estaba referido a decisiones con un alcance más allá de 140 caracteres y un horizonte temporal mucho más lejano. El resto de la entrevista, a su vez, trasladaba a un ambiente de constante observación de las diversas conversaciones y de urgencia por contestar pero haciéndolo con “conocimiento”.

Justamente por aquella época, de igual forma que ahora vuelve a suceder, aquellas declaraciones se hacían en el marco de un evento que durante estos días impacta en nuestra ciudad de Barcelona: el Mobile World Congress y su feria anexa de emprendimiento 4YFN (4 Years From Now). Dos acontecimientos que convierten Barcelona en capital del mundo. Si las Olimpiadas fueron hace veinticuatro años y medio –¿había Internet entonces?–, estos eventos recurrentes llevan ya varios años produciéndose y, me atrevería a decir, con una repercusión similar, sino mayor.

Frente a esta micro anécdota y este macro evento, ¿ante qué coyuntura nos encontramos? Podríamos afirmar que los tiempos actuales funcionan a otro ritmo, distinto del que parece que seamos capaces de gestionar, o al menos de aquel en el que nos capacitamos, pues ahora la cantidad de información, su disparidad y la velocidad de renovación para procesarla parecen estar fuera de nuestro alcance humano. Este fenómeno es la consecuencia directa de la existencia de Internet y del abaratamiento en el acceso a la información y de su producción digital. El último eslabón lo ha introducido la penetración de la tecnología móvil y su facilidad para que la producción ubicua de contenidos sea un acto masivo. Me resuena aquí ‘la Contra’ de La Vanguardiadel 22 de febrero de 2009 donde un experto fotógrafo, Joan Fontcoberta, aseguraba que “la fotografía ya no es memoria, sino acto”. De hecho Facebook es el sitio de Internet que, a día de hoy, acumula más imágenes que nadie y no para de crecer.

Podríamos pensar que esta dinámica se acaba aquí pero el asunto estrella de esta edición del Mobile World Congress es lo que se resume en el acrónimo IoT: Internet of Things. Los mayores avances tecnológicos de la sociedad se han producido bajo el amparo de la llamada mecanización masiva (o “maquinización” podríamos decir), a la que se ha llegado por la adopción de tecnologías que se adoptaban para la eficiencia y multiplicación de estas. Desde el correo postal, pasando por la máquina de vapor, a la automoción y las telecomunicaciones, las organizaciones –fueran o no empresas con ánimo de lucro– las han ido incorporando en sus procesos. Hasta hoy. ¿Saben que hay más tarjetas SIM de telefonía móvil instaladas en dispositivos (datáfonos, máquinas de vending, ascensores, Bicing,…) que en terminales móviles portados por personas? Es decir que las TIC (Tecnologías de la Información y las Comunicaciones) ya no son solamente un medio de intercomunicar personas, actuando como parte de las empresas o como ciudadanos, sino que están insertadas en nuestra sociedad de forma capilar, pudiendo afirmar que hoy Internet interconecta a todas las personas y a todas las “cosas” entre sí.

Evidentemente ello supone que la generación o producción de información no será algo exclusivamente humano sino que todos los nodos (personas o elementos) conectados a la red serán capaces de emitir información, aumentado así las fuentes de información a las que atender y su consecuente “ruido”. El IoT es, pues, un muy buena oportunidad para vender aún más elementos generadores de ruido o, en su defecto, el tránsito de datos necesarios para transportarlo, negocio sustancial de los mayores impulsores del Mobile.

Este panorama descrito sucintamente implica un necesario orden de datos o el llamado “Big Data”, que sería la solución para desentramar lo que el IoT genera. No obstante, considerarlo como la única solución ante los retos que se nos plantean, me parece tremendamente simplista.

Pretender resumir bajo una solución un escenario tan complejo como el que se nos está planteando en esta inmensa y ubicua digitalización es imposible. En primer lugar, porque no sé cuál es el problema, o dicho de otro modo, no sé hacia qué modelo nos dirigimos y cuál es planteamiento que debemos formular (y no soy el único, ni en persona ni en disciplina, si no ver ¿A dónde vas Barcelona?). Segundo, porque nuestra capacitación, pasada y actual, no nos da para atisbarlo, pues nos hemos preparado para un mundo previsible, industrial, todo lo contrario de lo complejo y de servicios en el que nos encontramos. Y, tercero, porque la evolución tecnológica (y consecuentemente de las organizaciones) va a un ritmo que invalida el concepto de planificación estratégica, tal y como lo adoptamos en su momento. Y, entiéndame, no estoy invalidando el significado de la misma sino el cómo la aplicamos. Es decir, no tiene sentido (ni destino) para mí realizar una planificación estratégica que tenga un alcance, “clásico”, de tres-cinco años vista. En cambio, sí es interesante tener en cuenta ese concepto tomando el horizonte de validez de un semana o un día. Si no, pregúnteles a los hoteleros cómo fijan, a día de hoy, algo tan estratégico como sus tarifas: conectándose cada mañana a su sistema de recomendación de precios que se realimenta de la competencia; como la Bolsa, un puro negocio de gestión de la información. Yendo un poco lejos pero no en aplicación, sepan que algún hotel de Las Vegas puede disponer de hasta 450 tarifas distintas, más que días en un año.

Y llegados aquí, volvemos al principio: la cantidad de información, su disparidad y velocidad, son las tres V que determinan un entorno (tecnológico) de “Big Data”: VolumenVariety Velocity y su aplicación estratégicamente táctica para el día a día, en la que tenemos que tomar infinidad de pequeñas decisiones e ir corrigiendo, diariamente, el rumbo hacia un modelo difuso en que lo único seguro es que la complejidad será creciente y lo digital, real, tanto como para llegar a hacerse invisible. Como el IoT.

Publicado el 4/3/2015 en http://www.sumandohistorias.com/voces/para-entendernos/big-data-las-small-decisions/ y 5/3/2015 en http://www.viaempresa.cat/opinio/el-big-data-de-les-small-decisions_11273_102.html# (en catalán)

El mundo será espectacular

Mi declaración, hoy 25 de julio de 2013, el día que junto a mis socios hemos fundado Fantastiq Transmedia Solutions, es esta:
El mundo será espectacular“.
Y lo será porque ya empieza a serlo…
Hace años se instalaban grandes fábricas y hoy, aquí, en Cataluña, a lo que aspiramos es al Barcelona World. Un “fábrica” de experiencias que se apoya en el previo bagaje que da Port Aventura.
Con una ciudad-atracción-atractora como Barcelona que saltó al mapamundi por su organización de los JJOO de 1992 y de los que, casi 20 años después, aun vivimos de rédito.

Sí, el mundo será espectacular y hay que hacerlo sostenible. No es ciencia ficción, es ciencia acción. Para hacerlo memorable.

the-way-to-sunset-1920x1200

 

*No quiero cerrar sin un recuerdo para las víctimas del primer gravísimo accidente del AVE de España, acaecido en Santiago de Compostela. Aquí un recuerdo para todas las víctimas.

Hace 10 años….

Más o menos, hace 10 años yo elucubraba sobre que sucedería en 10 años, lo cual era motivo de vivas discusiones entre el entonces mi compañero de comida Óscar Asensio y yo. Varios eran los ámbitos de los tratábamos, pero para resumir y destacar yo os quiero compartir:

El cine:

Yo opinaba que a la velocidad que iba el tratamiento de imágenes sintéticas, pronto los actores, tal y como los seguimos conociendo hoy en día, dejarían de ser necesarios, pues para las recreaciones de los personajes se utilizarían imágenes generadas por ordenador.

Recientemente se acaba de estrenar Tintin:

con una calidad de forma y contenido inalcanzados hasta ahora.

Los coches:

Yo auguraba que el futuro motivo por el que los jóvenes tomarían opción de compra de los coches, no sería por motivos estríctamente mecánicos sino por funcionalidades ligadas a prestaciones tecnológicas de las TIC.

El último modelo de la Toyota se anuncia así:

donde no se observa ni una prestación mecánica o de las clásicas que se mostraba en la publicidad.

La interacción con los ordenadores:

Estábamos de acuerdo en que la interacción con el teclado era y es algo antinatural por lo que lo más cercano a las personas, como es la voz, sería el mejor método de mantener una interacción.

Apple acaba de anunciar la introducción de Siri en el iPhone 4S:

La publicidad:

Yo defendía que dada la evolución de los contenidos televisivos, acabaríamos viendo la publicidad como su mejor contenido, pues se sofisticarían los contenidos publicitarios para dar cabida a la capacidad creativa.

Actualmente el BancSabadell tiene en marcha su campaña “Converses sobre el futur”:

Visto lo visto, no creo que estuviera muy erróneo hace una década.

Ahora me toca pensar y discutir con todos vosotros, que sucederá de aquí a diez años.

El presente

Las vacaciones de piscina/playa suelen ser un espacio/tiempo de reflexión. Si además, durante ese periodo te coincide con el funeral de un ser apreciado al que la muerte dió un zarpazo, la introspección aumenta y descubres la trascendencia del presente, como aquel largo instante que está a punto de concluir y al que no se le vislumbra el inicio. El presente es lo único que se vive. El pasado y el futuro sólo son reflejos

Premio Rafael González Tormo de la asociación 22@Network

El pasado 22 de junio, en la privilegiada terraza del hotel Novotel de la Diagonal de Barcelona, se celebró la entrega de la tercera edición de los premios que concede la Asociación empresarial 22@Network que impulsa el desarrollo de ese territorio de Barcelona.

En esta edición, el premio Rafael González Tormo, en honor a la persona que desde el cargo de gerente municipal se encargó de llevar a término el proyecto de 22@, que se concede a título
individual cualquier trabajador de las empresas socias que se haya distinguido por su papel activo en el proyecto del 22@Network y en la consecución de sus objetivos, se me ha concedido por mi papel activo en la Asociación, a través de la Comisión de Innovación de la misma. Como resultado de mi participación en la Comisión, me llevó a coordinar la primera sesión de trabajo conjunta con la Comisión de Media Ambiente, Valores y Sostenibilidad, liderada y moderada por mi, alrededor del asunto de las Smart Cities. Se me ha valorado mi profesionalidad y calidad humana junto con la visión tan clara del papel de la Asociación en el distrito del 22@, siendo la Comisión un referente.
Mis palabras de agradecimiento fueron:
Bon vespre a tothom,


Primer de tot vu
ll donar les gràcies a l’Associació 22@ Network per condir-me aquest premi, el meu primer premi. És molt gratificant i m’honora rebre’l en un moment de profunda crisi mundial i professional.


Una crisi que és una crisi de valors, i que un dels més afectats ha estat el de la confiança, que en els moments de bonança es un vincle especulatiu però que en aquests temps de crisi esdebé molt débil. La confiança s’estableix entre le
s persones, les organitzacions, i ara cal recuperar-la.


Aquest premi mostra que la confiança va ser el motor que va predominar i ara es recompensa.

Així penso que els interrogants que, a voltes, se’m plantejaven quan liderava la iniciativa de projectes a la Comissió d’Innovació, avui s’esvaeixen perquè aquest premi em ratifica en la idea de que la confiança que s’estableix entre les persones, empreses i societat és la peça clau per construir i créixer tots junts com a individus, com a ciutat i com a país.


Moltes gràcies.

Quiero mostrar mi orgullo de compartir con el resto de los premiados el premio recibido y así dejar patente la necesidad de colaborar entre todos para conseguir vencer los retos que se nos plantean a diario.
Gracias a todos por la confianza depositada.